BIENVENIDOS A LA RADIO 93.5PUERTO SAN MARTÍN/ Un chico de 10 años cayó de una motoBÚSQUEDA DE PARADERO/ Se busca a un jóven de Roldán ELECCIONES 2017/ Gloria de los Ríos responde al concejal DíazSAN LORENZO/ Anses no trabaja este martesSAN LORENZO/ Paso a nivel peligroso

EDITORIAL/ Los lengua marròn

Marzo 28, 2017
El pibe era muy tímido y si bien desempeñaba su trabajo con apego, parecía nunca estar preparado para algo más intenso. El estudio lo ayudó a capacitarse y la capacitación a su vez lo preparó para instancias más exigentes. Llegó el día en el que recibió su título y parecía estar listo pero sin embargo algo lo frenaba. Él sentía que podía pero nunca lo lograba y de tanto intentarlo fue aprendiendo algunas cosas y hubo un día, especialmente un día, en que se creyó a sí mismo capaz de lograrlo y entonces juntó un poco de orgullo, dignidad, muchos consejos y decidió desafiar a la vida. “Se dijo a sí mismo yo voy a hacer mi propio camino, basta de estar a la sombra” y se largó… Los que lo habían aconsejado lo sostuvieron durante un tiempo pero al final lo terminaron soltando y comenzó a tambalearse. Lo que parecía tan fácil resultó ser una tarea complicada. Es que cualquier tipo de independencia tiene sus riesgos y sus consecuencias.
Se cayó y se volvió a caer pero su orgullo le impedía reconocer los moretones hasta que un día, cansado y dolorido de tanto y tanto golpearse tomó su dignidad, su orgullo, sus amistades sinceras y las guardó en una bolsa. Las escondió en algún rincón y se dejó seducir por los “lengua marrón”. Quiénes son los lengua marrón? Son esos que se alimentan de las sobras de la comida del elefante y se creen que este nunca los va a aplastar. Por supuesto que siempre hay comida, pero comer bien no significa estar bien alimentado. Don Basilio, un viejo sabio de mi barrio del que ya hemos hablado en otra oportunidad siempre decía: “La dignidad no está a la venta por una simple y sencilla razón. No tiene precio… Los que venden su dignidad son lengua marrón” Recuerdo que una vez le pregunté qué quería decir lengua marrón y él me dijo que no hacía falta que lo supiera, que cuando fuera más grande lo iba a descubrir por mí mismo.
Hoy… muchos años después y ya sin charlas con aquel vecino de mis abuelos, entiendo perfectamente lo que él quería decir con ese término. Era educado hasta para describir a ese tipo de personas que parasitan en el esfuerzo y la inteligencia de otros. Se dejan usar a cambio de dos pesos y como dice mi amigo el gringo Miguel “Se creen que son de la noche porque se acuestan tarde”
Pero volviendo al pibe del que hablábamos al principio, hoy ya es parte de ese estilo de copiar y pegar, de sacar ventaja cada vez que se pueda, de grabar palabras de otro porque no sabe qué decir y de seguir esforzándose para que todos crean que tiene ideales de independencia cuando en realidad ya no le queda que más vender.
Cabeza de ratón, cola de león ó lengua marrón.
Cada uno de nosotros tiene la potestad de decidir qué hacer con su dignidad...
Comentarios